Miedo escénico: Vence tu timidez

¿Tienes dificultad para hablar y exponer tus ideas en público? El miedo escénico, científicamente conocido como glosofobía, es un tipo de trastorno por ansiedad social que proviene de la creencia de qué opinan los demás sobre ti. Este miedo influye en la calidad de nuestro lenguaje al interaccionar con otras personas.

Anteriormente, ya publicamos sobre el camino para superar la timidez. Como la timidez, el miedo escénico afecta al rendimiento de la persona que lo padece, reduce su efectividad de comunicación y, como resultado, la persona se expresa de forma inadecuada cuando se encuentra en un escenario o un grupo extenso.

Miedo escenico: vence tu timidez

¿Cómo identifico si tengo miedo escénico?

Según unos estudios de la profesora Cheryl Hamilton la mayoría de personas sufre ansiedad social en un mayor o menor grado (95%) cuando sube a exponer sus ideas en un escenario.

Existen diferentes síntomas para la identificación del miedo escénico como son:

Fisiológicos: dolor de cabeza, malestar estomacal, urgencia urinaria, tensión muscular, rubor facial…Incluso algunas personas pueden sufrir ansiedad.

Cognitivos: Pensamientos negativos o dramáticos que anticipan lo que va a ocurrir, bloqueo mental (mente en blanco), falta de concentración, localizar más fallos de los existentes.

Conductuales: Paralizarse, salir corriendo, tartamudeo, bajar el tono de tu voz o hablar más rápido de lo normal, pausas excesivas al hablar y uso de alcohol o drogas para aliviar la situación.

Las tres situaciones están conectadas entre sí y con nuestros pensamientos. Son creencias que las personas han desarrollado en su vida. La personalidad del individuo puede influir en este tipo de conducta (perfeccionismo, introversión, timidez…) y su entorno laboral, familiar y círculo social. Como muchos otros miedos, la glosofobia es un miedo aprendido durante la vida, y por lo tanto, se puede aprender a comunicarse con confianza, seguridad y la tranquilidad necesaria para transmitir con autenticidad y aportar valor impactando en tu audiencia.

¿Cómo supero el miedo escénico?

Las conductas de las personas son modificables y se pueden cambiar. El proceso se puede revertir. A continuación, vamos a exponer una serie de consejos para superar el miedo escénico durante una exposición o discurso.

  1. Fracciona la exposición

Existe un refrán muy popular que dice: Divide y vencerás. Pues bien, si divides una exposición en bloques de menor tamaño te será más fácil preparar cada uno de ellos.

  1. Respira de forma adecuada

La forma adecuada de respirar es inflando la barriga y no el pecho. De esta forma no perderás el oxígeno que te permitirá expresarte durante una larga duración. Puedes realizar una breve pausa en cada uno de los bloques que componen tu presentación.

  1. Practica

Como siempre menciono en mis talleres y sesiones, se necesita de la repetición para consolidar y establecer nuevos recursos y habilidades. ¿Con quién puedes practicar? Puedes hacerlo delante del espejo imaginándote que estás ante una audiencia, hablando de una forma pausada y tranquila con un gesto sonriente. Recomiendo que te grabes y que envíes un pequeño video a alguna persona de confianza que entienda en la materia para que te de su opinión. Pídele que lo importante es que te de una opinión sincera. Que te diga lo que haces bien y los puntos a mejorar. Es importante poner en valor lo que haces bien, te hará sentir más seguro y confiado en ti mismo. Observa esas grabaciones y aprende de ellas. Si te es posible practica delante de algunos familiares o amigos. Te ayudara a ganar confianza en el proceso.

  1. Uso de la tecnología

Ayúdate de la tecnología como herramienta de apoyo pero recuerda que el protagonista eres tú. Se previsor, revisa que el material funciona de la forma adecuada y estate preparado por si algo no funciona. En caso de que sucedan imprevistos da las gracias por tener la oportunidad de trabajar tu flexibilidad.

  1. Acude a la sala antes de tiempo

Al acudir previamente a la sala la encontraras vacía. De esta forma, tendrás familiaridad con ella para generarte confianza. Por otra parte, podrás probar todas tus herramientas para el discurso y asegurar que funcionan correctamente.

  1. Pasión

Transmitir sobre algo que te entusiasma facilitará que puedas expresarte con mayor claridad y fluidez. Incluso las personas tímidas pueden olvidarse de sus miedos al hablar de sus intereses. Esto ayudara a tu discurso puesto que enfrentaras el problema con ganas de realizarlo.

  1. Donde mirar

Puede que anteriormente, hayan expuesto otros profesionales o compañeros. Como resultado el público se encuentra fatigado y desconcentrado. Algunos jugaran con sus móviles. Otros tienen la vista perdida. Ante todo, no debemos de enfocarnos en su actitud. No sientas que tu discurso es aburrido o poco correcto para tu audiencia. Entonces, ¿A quién mirar? Recomiendo que no mantengas la mirada fija en un solo sitio, sino que te enfoques en tres puntos: uno a la derecha, otro a la izquierda y otro en el centro. Durante el discurso, vete alternando la mirada en las distintas posiciones descritas anteriormente.

 

Un Coach Personal puede ayudarte a hablar en público, mediante preguntas y herramientas que te permitirán cambiar tus creencias limitadoras y enfrentar tus temores. Durante este proceso, también se trabaja sobre la timidez, la autoestima, las habilidades de comunicación y expresión ya que todos estos temas están relacionados entre sí. Yo imparto sesiones de coaching presenciales (Valladolid) o online (Skype).

 

Mi consejo personal es que no evites nunca un escenario puesto que a medida que te expones a él, tu ansiedad social disminuye. Hablar en público supone una oportunidad de crecimiento y desarrollo personal.

Se constante, pasa a la acción y a la hora de comunicarte: “Se tu mismo”. Puedes aprender todas las técnicas de comunicación que quieras, pero si te quieres encaminar a tu camino, a aquellos resultados que están especialmente destinados para ti tienes que ser tu mismo.

Trabaja tus creencias limitadoras y actúa con esfuerzo y constancia. Adicionalmente, puedes apoyarte de técnicas de relajación para superar la timidez en los escenarios.

 

Miedo escénico: Vence tu timidez
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *