La motivación en los estudios para adolescentes

Es importante estar motivados para obtener buenos resultados en los estudios. Hoy comentaremos sobre la motivación en los estudios para adolescentes.

¿Qué es la motivación?

La palabra motivación deriva del latín motivus o motus, cuyo significado es: causa del movimiento.

La motivación es ese estado interno que nos permite pasar a la acción y conseguir nuestros objetivos.

¿Qué hacemos para desmotivarnos?

Es importante que nos demos cuenta de qué nos decimos a nosotros mismos para desmotivarnos.

Darnos cuenta de ello es el primer paso para poder cambiarlo.

Si nos decimos cosas como no puedo, no soy lo suficientemente inteligente… es posible que esto nos quite fuerza y energía para pasar a la acción y conseguir nuestros propósitos.

Fraccionar el objetivo en pequeñas acciones es importante para garantizar la motivación en los estudios en los adolescentes

Si nuestro objetivo es aprobar el curso, al comienzo de cada semana preguntémonos qué actos tenemos que llevar a cabo para lograrlo.

Si quieres conseguir tus objetivos, organízate y planifica el tiempo. Date cuenta de que tendrás que ser constante y dedicar tiempo a estudiar para conseguir buenos resultados y aprobar el curso.

Ponerse micro objetivos

Los pequeños objetivos, aunque no tengan que ver con tus estudios, te ayudan a sentirte bien y aumentar la confianza en ti mismo.

Algunos ejemplos:

  • Realizar deporte a diario.
  • Hacer una videollamada a un amigo.
  • Aprender alguna receta de cocina.

Motivación y tener una buena relación con uno mismo

Sentirse bien, tener una buena autoestima, ser optimistas, sonreír con frecuencia, aceptar lo que sucede y estar lo más tranquilo posible  ayuda a estar motivados en nuestro día a día y permanecer en la acción en la consecución de nuestros objetivos.

Motivación y tener una buena relación con los demás

Contar con la ayuda de familia y amigos en los que nos podamos apoyar, en caso de necesitarlo, nos permite sentirnos motivados y pasar a la acción para alcanzar nuestras metas y propósitos.

Ayudas externas

Utilicemos las ayudas externas para estar motivados.

  1. Música, películas, series, vídeos inspiradores en YouTube… Por ejemplo, puedes comenzar el día escuchando una canción que te haga sonreír y te cargue de energía.
  2. Personas de apoyo. Es bueno contar con familiares y amigos a los que podamos compartir nuestras inquietudes y consultar dudas sobre lo que queremos aprender. También podemos crear grupos de estudio para ayudarnos los unos a los otros.

Recompensas y premios por logros conseguidos. Valorar los avances

No puede ser que si no haces bien un ejercicio, no sabes resolver un problema matemático, suspendes un examen… te fustigues y  si sale bien no lo pongas en valor y no lo des importancia. Si te refuerzas negativamente, plantéate cómo hacerlo para potenciarte también positivamente.

Prémiate por los logros conseguidos: aprobar un examen, el trabajo realizado durante la semana… Pon en valor todo lo que estás avanzando en dirección a tu objetivo de sacar buenos resultados en los estudios y aprobar el curso. Esto te hará sentir bien.

La importancia del significado que damos a las cosas

Según el significado que doy a lo que sucede, se genera unas emociones positivas, neutras o negativas. Por ejemplo, si suspendes un examen, puedes pensar que no eres lo suficientemente inteligente o por el contrario puedes reflexionar sobre aquello aspectos a los que tienes que prestar más atención y que puedes aprender para aplicarlo en la próxima ocasión.

¿Pensar así te sirve para sentirte bien y estar motivado para conseguir tu objetivo? Date cuenta que puedes elegir interpretar aquello que sucede de la forma que mejor te haga sentir.

Conviértelo en un juego y hazlo divertido

Cuando el aprendizaje lo haces ameno y divertido, se interioriza y se retiene mejor. Te recomiendo que leas mi artículo beneficios de aprender jugando.

En ocasiones las cosas no salen como queremos

A veces las cosas no suceden como pretendemos; es importante entenderlo. En estas ocasiones hagamos una lectura positiva de la situación y preguntémonos ¿Qué podemos aprender? Valoremos los aprendizajes que la situación nos aporta y veamos las dificultades como una oportunidad de crecimiento personal.

Conclusión de la motivación en los estudios para adolescentes

Reflexionemos sobre qué hacemos para motivarnos y desmotivarnos y démonos cuenta de que podemos realizar actos para estar motivados y conseguir buenos resultados en los estudios.

Estar motivados nos aporta una mayor energía y entusiasmo, actitud más optimista, mayor iniciativa…; y es fundamental para permanecer en la acción en la consecución de nuestros objetivos.

En los procesos de Crecimiento Personal Online que realizo, acompaño a adultos y adolescentes para mejorar la relación con ellos mismos (aceptación, autoestima, optimismo, conocerse mejor, gestionar el estrés…); mejorar las relaciones con los demás; hablar en público; superar la timidez y estar motivados para conseguir sus metas y propósitos.

Escribe en los comentarios, tu opinión sobre este artículo. ¡Suscríbete a mi blog!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marcos Núñez Pangua .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.