Qué hacer si esperas mucho de los demás y después te decepcionan

En ocasiones, las personas nos decepcionamos por esperar mucho de los demás, cuando después no se cumple lo que deseamos. Estas desilusiones nos restan felicidad por no llevarse a cabo nuestras expectativas. ¿Qué hacer si esperas mucho de los demás para prevenir la decepción?

Cuando esperas mucho de alguien, éste puede decepcionarte. En cambio, si actúas sin expectativas, dejando que las cosas surjan, seguramente las disfrutes más y puede que te sorprendan. La razón es la expectativa. Piensa en una película, es fácil decepcionarte cuando solo hablan maravillas sobre ella. Debes de entender que tus amigos, familiares y pareja no estén disponibles en todo momento y que en ocasiones no actúen como nosotros queramos.

El inicio de cada relación interpersonal

Cuando empezamos a conocer a alguien, podemos ser simpáticos y mostrar nuestra mejor versión. Esto nos facilita conocer gente nueva, compartir momentos y crear lazos. Sin embargo, comprendamos que consolidar la relación es un proceso que lleva su tiempo.  Demos al otro espacio y tiempo para que se muestre tal y como es.

Entendamos que las personas tienen aspectos a mejorar y comenten errores

No busquemos la perfección en los demás y entendamos que posiblemente lo están haciendo lo que mejor que saben y pueden con los recursos con los que cuentan en ese momento. En muchos casos, no sabemos la educación que han recibido, que experiencias han vivido, si han tenido un mal día… Entendamos que al igual que nosotros, las otras personas no son perfectas, cometen errores y tienen aspectos a mejorar. Aceptémosles con sus virtudes y defectos y mostrémonos comprensivos con ellos.

Sé tú mejor amigo

Cada uno tiene sus problemas y preocupaciones y no esperemos que los demás estén ahí en todo momento. Cuidémonos, ocupémonos de nuestro bienestar y de realizar aquello que depende de nosotros para alcanzar nuestros objetivos.

Personas tímidas. Limitaciones y expectativas

Las personas tímidas suelen mostrarse de forma diferente a como son en realidad. La timidez, es esa sensación de inseguridad y
vergüenza ante situaciones sociales nuevas
, que puede jugarle una mala pasada a la primera impresión que dan estas personas.

Muchas de ellas decepcionan a primera vista; puesto que normalmente se esconden y no se muestran tal y como son hasta que no cogen confianza. Es importante no prejuzgar de entrada a nadie y permitirte conocer a través del tiempo a los demás.

Por cierto, no solo es importante ampliar tu círculo social, sino también conocer como conservar a tus seres queridos.

¿Cómo puedo no decepcionarme en las relaciones interpersonales?

Acércate a los demás con flexibilidad y apertura con la intención de conocerles tal y cómo son y acéptalos con sus virtudes y defectos.

Céntrate en aquello que depende de ti en vez de esperar mucho de los demás

Centra el foco en ti mismo, ya que tu enfoque determina tu realidad. En ocasiones, las personas se confunden y cometen errores. Es normal que no nos gusten ciertas situaciones, mentiras y engaños. En estos casos, puedes pedir explicaciones y permitir que las personas se expresen. También es cierto que puedes decidir no proseguir tu relación o amistad con el otro dependiendo de lo que haya sucedido. Es natural que ciertos acontecimientos nos puedan producir rabia, decepción, tristeza… Permitámonos expresar estas emociones y démonos el tiempo que precisemos para sanar estas heridas.

Cada vez que conozcas a otra persona, es bueno poner el contador a cero sin estar condicionado por comportamientos que hayan podido tener hacía ti otros. Si necesitas tiempo para reflexionar y sanar tus heridas, lo mejor es darse un tiempo en soledad e iniciar el camino del crecimiento personal.

Resumen de esperar mucho de los demás

Se consciente de que cómo se comporten los demás no depende de ti. Céntrate en aquello que está en tu mano realizar y en aquellos pasos que puedes dar para conseguir tus objetivos. Esperar que los demás muevan ficha puede hacer que conseguir tus metas y propósitos no dependa de ti. Pasa a la acción y diseña tu vida sin preocuparte de lo que piensen o hagan los demás. Interésate por las otras personas y deja que se interesen por ti pero sin exigirles un comportamiento determinado.

Ahora bien, si alguien no te atiende nunca no se trata ya de una cuestión de expectativas, sino de falta de interés e incluso de respeto; por lo que tendrás que considerar si quizás, lo mejor sea que cada uno prosiga su camino por separado. Recuerda lo siguiente en tus relaciones interpersonales: quiérete y quiérelos. Es esencial valorarte a ti mismo y cultivar tu autoestima, de esta forma estarás en mejor disposición para ayudar a los demás.

Si quieres informarte sobre los procesos de coaching que realizo de forma presencial en Valladolid u online para mejorar la relación que mantienes contigo mismo (autoestima, optimismo, aceptación, conocerse mejor…) y mejorar las relaciones con los demás ponte en contacto conmigo.

Comparte en los comentarios tu opinión sobre este artículo. ¡Suscríbete a mi blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marcos Núñez Pangua .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Contenidos exclusivos

Suscríbete gratis para recibir contenidos exclusivos directamente en tu bandeja de entrada para mejorar la relación contigo mismo y los demás. Regalo inicial de suscripción: ¿Eres tímido? Test para averiguarlo.
 

Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene y sea usada por Marcos Nuñez con el propósito único de enviarte correos electrónicos.