Entrenar la capacidad de aprender

En esta situación incierta que cambia de un día para otro (COVID-19), la capacidad de aprendizaje (aprendibilidad) nos facilitará adaptarnos a los cambios con una mayor facilidad, crecer, avanzar, desarrollarnos y conseguir nuestras metas y propósitos. Hoy comentaremos sobre la importancia de entrenar la capacidad de aprender.

Los cambios e incertidumbre forman parte de las reglas del juego

Reflexionemos sobre que anteriormente a esta situación, podíamos observar que todo cambiaba cada vez más rápido y se quedaba obsoleto con mayor prontitud. Por ejemplo, la creación del teléfono móvil, Facebook, Instagram, Whatsapp… han cambiado la forma en la que nos relacionamos los unos con los otros.

Además la incertidumbre forma parte de la vida y está presente en muchas de las decisiones que tenemos que tomar a nivel personal, familiar, social y laboral en nuestro día a día.

Desarrollar la capacidad de aprender

Dediquemos a diario tiempo para aprender. Reserva un tiempo en la agenda. Con veinte minutos puede ser suficiente. Lo difícil es ponerse; luego es posible que estés más. Puedes leer el artículo sobre cómo gestionar el estrés y organizar tu día.

Puedes ver un video en YouTube sobre diferentes temas (crecimiento personal, hablar en público, relacionado con tu actividad profesional…). 

Podemos aprender de los demás, de nuestro entorno y de aquello que nos sucede

Démonos cuenta de que los demás, nuestro entorno y aquello que nos acontece, son una fuente de aprendizaje continuo.

Podemos rechazar lo que otros nos dicen, sacarles faltas y llevarles la contraria; o podemos escucharlos con atención permaneciendo en silencio mientras hablan y preguntarles dudas que nos puedan surgir a partir de lo que nos cuentan.

También podemos reflexionar sobre aprendizajes a extraer de nuestro entorno y lo que nos sucede. Seamos curiosos, investiguemos y observemos con atención.

¿Cuál va a ser tu actitud y comportamiento? Tú los eliges; y estos marcarán una diferencia para aprender de lo que te pase y los encuentros que tengas con otras personas. No olvides consultar los beneficios de aprender jugando.

El orgullo cierra las puertas al aprendizaje

Las actitudes de pensar que lo sabemos todo; que los otros no tienen nada que enseñarnos…, nos impiden que podamos nutrirnos de los demás y enriquecernos con la enseñanza que puedan traer a nuestra vida.

La humildad facilita el aprendizaje

Reflexionemos sobre la frase: “Es mucho más lo que ignoramos que lo que sabemos”. Tomar conciencia de ello nos facilitará estar más receptivos a aprender en nuestro cotidiano.

¿Qué creencias tengo que me dificultan o me impiden aprender?

Pensar: esto no se me da bien; es demasiado difícil para mí; no soy lo suficientemente inteligente…, nos puede dificultar o impedir aprender y adquirir habilidades que nos pueden venir muy bien para conseguir nuestras metas y propósitos.

Nunca es tarde para aprender

No digamos: tengo muchos años para aprender, cómo voy a cambiar a mi edad… Nunca es demasiado tarde para aprender de lo que nos sucede y de los demás; ni para adquirir nuevos hábitos que nos ayuden a sentirnos mejor en nuestro cotidiano.

Aprendamos de nuestros mayores

Las personas mayores tienen una experiencia de vida y unos conocimientos obtenidos a largo de los años. Conversar con ellos nos puede enriquecer mucho. Dediquemos tiempo a hacerlo, escuchémosles con atención y nutrámonos de su sabiduría.

¿Qué puedo aprender hoy?

Al finalizar el día, pregúntate: ¿Qué he aprendido hoy? Te propongo que escribas en un cuaderno un aprendizaje cada día (cuando escribimos las cosas se interiorizan mejor).

Tómate un día libre a la semana

Descansa al menos un día a la semana. Es bueno descansar. Tómate un día libre, donde hagas lo que te apetece en la medida de lo posible (levantarte más tarde de lo habitual; desayunar tranquilamente; pasar tiempo con tu pareja, hijos, familia y amigos; ver una película que te gusta….). Esto te permitirá desconectar y cargarte de energía para afrontar la próxima semana con alegría y actitud positiva.

Conclusión sobre entrenar la capacidad de aprender

Aprendamos de lo que nos sucede y de los encuentros que tengamos en nuestro cotidiano y utilicemos lo aprendido para ponerlo en práctica. ¡Si queremos que los aprendizajes den sus frutos pasemos a la acción!

¿Qué acto vas a llevar a cabo hoy a partir de lo que has aprendido?

Pasar a la acción nos va encaminar a conseguir nuestros objetivos.

Si estás interesado en realizar un Proceso de Crecimiento Personal, online, para mejorar la relación contigo mismo (aceptación, autoestima, optimismo, conocerte mejor, gestionar el estrés…) y mejorar las relaciones con los demás; ponte en contacto conmigo.

¡Aprende a tener una buena relación contigo mismo y con los demás!

¿Qué te ha parecido este artículo? Escribe tu opinión en comentarios. ¡No olvides suscribirte a mi blog!

Coach Marcos Núñez

Coaching personal con PNL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Marcos Núñez Pangua.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.