Cómo superar el miedo al cambio

como superar el miedo al cambio

Solemos tener miedo a pasar a la acción hacia lo desconocido. Cada vez que tenemos que elegir nos preguntamos ¿Qué va a pasar si lo hago? ¿Cómo me afectará si fracaso? En vez de preguntarte que va a pasar si lo haces, te propongo que formules la pregunta de forma totalmente distinta: ¿Qué va a pasar si no lo hago? En esa pregunta radica una buena estrategia de cómo superar el miedo al cambio. Si no lo haces seguirás en la misma situación o similar a la que tienes actualmente. Así que si quieres conseguir tus objetivos y obtener resultados diferentes, plantéate realizar acciones distintas a las que has hecho hasta ahora.

LA PASIVIDAD AFECTA A LOS RESULTADOS QUE OBTENEMOS

En este artículo, voy a explicar porque es tan importante recapacitar sobre lo que pierdes si no actúas. Quiero que reflexiones sobre que las cosas no solo ocurren por lo que haces, sino también por aquellas cosas que no realizas.

¿QUÉ PASA SI BUSCAS EL MOMENTO PERFECTO PARA ACTUAR?

Muchas personas postergan pasar a la acción por buscar el momento perfecto para actuar. Ponen excusas como: no estoy preparado, no es el momento adecuado, ya lo haré más tarde, algún día lo haré, ahora estoy muy ocupado… Por ejemplo, si una persona tímida quiere superar la timidez puede postergar el dar pasos para relacionarse con otras personas. Posponer las acciones a que se den las circunstancias perfectas puede suponer engañarse a uno mismo. Es retrasar a exponerse a actuar, miedo a fracasar, miedo a lo desconocido, dudar… Esperar al mejor momento, puede significar esperar para siempre, porque en todas las situaciones podremos poner alguna excusa para dejarlo para otra ocasión, y eso que queremos hacer, quizás quede sin realizar.

¿Quieres mejorar las relaciones que tienes con los demás? Me llamo Marcos Núñez, coach especializado en la superación personal y las relaciones interpersonales.

Ejemplos para que reflexiones sobre cómo superar el miedo al cambio

  • ¿Qué ocurre cuando decides no aparecer en una entrevista de trabajo? Si acudes puede que obtengas el puesto de trabajo o puede que no. Con el miedo puedes pensar que en la entrevista puedes hacer el ridículo si no te controlas y esa empresa te rechazará. Normalmente, tienen muchos candidatos, por lo que no suelen acordarse de estas situaciones. Ahora piensa, al contrario, es decir, no te presentas a la entrevista. Si haces esto la única opción es no tener el puesto de trabajo.
  • Ves a un chico o chica que te llama la atención. Es lógico que acercarse a hablar con esa persona que te atrae te pueda producir miedo, pero si no te acercas, pierdes la oportunidad de conocerle. Puede que seáis compatibles o no, pero si no pasas a la acción no ocurrirá nada. Date cuenta que el no ya lo tienes de partida, si no te acercas ya tienes el no, así que anímate a hablar con él o con ella ya que no tienes nada que perder. Tomar conciencia de esto te puede ayudar a acercarte con más tranquilidad y mostrándote tal y como eres. Te propongo que leas mis artículos orientados a superar la vergüenza con el sexo opuesto.
  • Has discutido fuertemente con un buen amigo. Ninguno de los dos da un paso para el diálogo y ver si existe solución. Nuevamente el miedo puede hacerte perder esa oportunidad de reconciliación.
  • Si entrenas te puedes lesionar. El correr puede desgastar tus rodillas. Pero, ¿te has planteado que ocurre si solamente estas en el sofá? Seguramente padecerás de ciertas enfermedades que contrarrestarán tu salud y bienestar. Puedes entrenar de una forma suave disfrutando de la experiencia.

Pasemos a la acción para conseguir nuestros objetivos.

Aprender una nueva habilidad o desarrollar una afición

Si por miedo al fracaso o a lo que puedan pensar los demás, no llevas a cabo esa afición que te gusta realizar, te puedes perder muchos beneficios: aprender cosas nuevas, ampliar tu círculo de amigos, desarrollar la creatividad, afrontar los miedos y timidez que te hacen retraerte…

Date el permiso de pasar a la acción, no te exijas hacerlo perfecto, tómatelo con humor y con una sonrisa y comprende que lo que piensen los demás no depende de ti, pero sí que está en tu mano tomar la decisión de hacer aquello que te apetece y quieres realizar.

¿De dónde proviene ese miedo al cambio?

El cerebro tiene miedo a la acción, a salir de la zona de confort. Sin embargo, le gusta mantener la pasividad. ¿Cuál es esa explicación? La biología ha demostrado que el cerebro se divide en cerebro reptiliano (encargado de tu supervivencia), el límbico (responsable de las emociones asociadas a las experiencias que tenemos) y el neocórtex (el raciocinio y la lógica).

Mientras que el cerebro reptiliano y límbico actúan por instintos y experiencias pasadas anteriormente, el neocórtex no actúa de forma automática (como si fuese en modo piloto automático de un avión) sino por control propio. Para este último, debemos de mantener una pausa y reflexionar sobre ello. Por esto, nuestro cerebro actúa con miedo y precaución a ciertas circunstancias, aunque no lo desees. Puedes obtener más información del cerebro en el artículo de Smith (2010): The triune brain in antiquity: Plato, Aristotle, Erasistratus.

Pero no todo es biología. Podemos desarrollar estrategias para pasar a la acción en la consecución de nuestros objetivos.

No cumplir nuestras metas, puede originarnos resignación, quedando completamente paralizados en una vida que no nos motiva. Este papel de víctima de nuestras circunstancias nos frena a un cambio. Como coach personal, en los procesos de Coaching que llevo a cabo de forma presencial (Valladolid) u online, se trabajan creencias para adquirir herramientas y estrategias para dar en el día a día pasos a tu medida y a tu ritmo que te encaminen a aquello que quieres conseguir.

Algunas consideraciones a tener en cuenta

  • Los mejores logros son para aquellas personas que se atreven con las metas. Visualiza a personas como Steve Jobs, Ramón Areces Rodríguez, Emmeline Pankhurst o Michael Jordan.
  • La incertidumbre como mecanismo de motivación. La vida sería muy aburrida si todo fuera previsible. Tomas Alva Edison tuvo más de mil intentos fallidos antes de inventar la bombilla que originó la electricidad como la conocemos. Cuando le preguntaban porque continuaba después de tantos fracasos el respondía que no había fracasado ni una sola vez, que ahora conocía mil formas diferentes de cómo no hacer una bombilla.
  • Acepta el proceso de cambio. Admite no tener el pleno control de la situación, asume las consecuencias y haz una lectura positiva de las mismas. Date el permiso de equivocarte y tómatelo con humor.
  • Cambia poco a poco. Por ejemplo, un hábito cada vez. De esta forma, no te abrumará tanto el cambio. Pregúntate cada día: ¿Qué acción puedo realizar hoy?
  • Actitud, una de las mayores claves del éxito. Tener una actitud positiva te ayudará a pasar a la acción y permanecer en la misma para conseguir tus objetivos.
  • Aceptar el miedo. Es parte de tu identidad como individuo. Sentir miedo es natural, nos ayuda a ser más prudentes y cautelosos. Es un mecanismo de autodefensa que nos puede llegar a salvar la vida.
  • Siempre estás en continuo cambio, aunque no te des cuenta. Como ejemplo, coge una foto tuya de hace diez años y comprueba si has cambiado.
  • El proceso de cambio tiene muchas variables: tu historia y circunstancias personales, tu grado de insatisfacción, deseo de cambiar, los recursos que tengas, tu entorno… No te compares con los otros ya que tus circunstancias son distintas a las de los demás.

Como supero el miedo al cambio

Entonces, ¿Cómo puedo superar el miedo al cambio? No se trata de no sentir miedo, sino de llevar a cabo aquello que queremos realizar a pesar del miedo que podamos tener. Diseña acciones concretas para cada día, da pequeños pasos a tu ritmo y a tu medida y se constante. Si cada día haces una acción al cabo de un año habrás dado 365 pasos en dirección a aquello que es importante para ti.

Afortunadamente, en nuestro día a día se nos presentan muchas oportunidades para disfrutar de la vida, crecer y avanzar. Estate atento para detectarlas y aprovecharlas.

Mejorar la Autoestima y conocernos mejor

Mejorar nuestra autoestima y conocernos mejor nos permite poder pasar a la acción en aquellos aspectos que queremos mejorar o cambiar en nuestra vida, más confiados y seguros en nosotros mismos.

ESTABLECER HÁBITOS NUEVOS

Para establecer hábitos nuevos se necesita consolidar nuevos comportamientos mediante la repetición. Tengamos paciencia con el proceso de cambio y démonos el tiempo que necesitemos sin compararnos con otras personas.

Es errónea la afirmación de que no podemos cambiar. Personalmente, el cambio en una persona lo denomino como ponerse en contacto con todo lo bueno que tenemos en nuestro interior y que en muchas ocasiones permanece invisible incluso a nuestros ojos.

La zona conocida como zona de confort es esa zona en que nos movemos habitualmente. Se denomina confort por ser conocida por nosotros, pero puede que nos provoque más sufrimientos que alegrías en el día a día.

Céntrate en los beneficios de pasar a la acción para reforzar la autoestima, el respeto a uno mismo, disfrutar de la vida, mejorar las relaciones interpersonales…dando pasos a tu medida y a tu ritmo en el día a día.

También date cuenta de las oportunidades que pierdes si no pasas a la acción: no transmitir tu mensaje a los demás, no progresar en el área laboral, no crear nuevas relaciones y contactos, sentir malestar por no atreverte a hacer lo que deseas… Que esto te ayude a decir: “No quiero continuar así”.

El hábito como herramienta para conseguir tus logros

¿Qué hábito me acerca más a mi meta prioritaria? Antes que nada, debes de eliminar aquellos hábitos que te impiden obtener lo que quieres. Analiza cuáles son aquellos hábitos que añaden estrés en tu día a día.  Te recomiendo que leas mis consejos sobre como quitar el estrés.

Llevemos a cabo aquellas conductas beneficiosas para nuestro bienestar y para conseguir nuestros objetivos. Seamos conscientes de lo que nos aporta y démoslo prioridad para ponerlo en práctica y vigilemos su cumplimiento. Diseñemos acciones concretas que podamos realizar en nuestro día a día y premiémonos por haberlo llevado a cabo para tomar conciencia de nuestros avances.

¿Hablamos? Contáctame y hablaremos en el caso de que quieras informarte sobre realizar conmigo un proceso de Coaching Relacional de forma presencial (Valladolid) u online, donde vas a experimentar un cambio profundo de patrones y creencias que te van a permitir avanzar en tu vida y mantener una buena relación contigo, con tus seres más queridos y con tu entorno.

Me gustaría que me comentases abajo que cambio quieres realizar para transformar tu vida. ¿Cuál es el primer hábito que vas a desarrollar? No olvides suscribirte a mi blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marcos Núñez Pangua .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Contenidos exclusivos

Suscríbete gratis para recibir contenidos exclusivos directamente en tu bandeja de entrada para mejorar la relación contigo mismo y los demás. Regalo inicial de suscripción: ¿Eres tímido? Test para averiguarlo.
 

Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene y sea usada por Marcos Nuñez con el propósito único de enviarte correos electrónicos.